Avisar de contenido inadecuado

DEMOCRACIA PARTICIPATIVA Y PROTAGÓNICA

{
}
Tomado del Compendio didáctico de cuadernos para los formadores de formadores del eje sociopolítico MINEP, agosto 2005 De La Democracia Representativa A La Democracia Participativa Tradicionalmente se ha definido Democracia como gobierno del pueblo. Esta definición ha sido utilizada a lo largo del tiempo para justificar que una minoría social ejerza el poder sobre la mayoría, basándose en un modelo parlamentario y presidencialista que utiliza el sufragio como vía para garantizar la representación del Pueblo. En la mayoría de los países del mundo se entiende por democracia a la democracia representativa, donde el ciudadano y ciudadana a través del voto transfiere y a la vez se le confisca su soberanía por parte de sus representantes en mayor o menor grado. En Venezuela desde 1945 con algunas excepciones (Dictadura del Gral. Marcos Pérez Jiménez) se impuso el modelo representativo teniendo su mayor expresión desde 1958 y se concretó con la Constitución de la República de Venezuela sancionada en 1961. En los últimos cuarenta años, Venezuela ha transitado por una democracia representativa, que consistió en usufructo del poder para el beneficio de unos pocos, en detrimento de la gran mayoría de la población, que solo ejercía dicha democracia cada cinco años cuando acudían a las urnas a votar, el sufragio era la única vía de participación política del pueblo. Una vez que eran elegidos los representantes y tomaban posesión de los cargos, se olvidaban de los electores y comenzaban a transitar una política que respondía a los más oscuros intereses de los partidos de turno, AD y COPEI, desarrollando las más ruines practicas en el ejercicio del Poder, aplicando el Clientelismo, repartiéndose los cargos públicos entre amigos, familiares, allegados, militantes de partido, generando una inmensa carga burocrática para el estado innecesaria e ineficiente y generando lo que hoy se conoce como burocratismo, manipulando la opinión pública, generando matrices de opinión que los favorecían, donde manipulaban a su antojo a los organismos electorales a partir de lo cual se realizaban permanentes fraudes electorales donde la máxima que se impuso era “Acta Mata Voto”. La corrupción expresada en la malversación de los fondos de la nación generando permanente endeudamiento, perdida de los valores y empobrecimiento de la clase trabajadora, violación permanente de los derechos humanos, expresado en la represión a los movimientos populares, y otros partidos que disentían el orden impuesto, la persecución, represión, hostigamiento, tortura y desaparición de los luchadores sociales, perdida de la soberanía con la desnacionalización y la privatización de nuestras empresas nacionales, todo esto era un circulo vicioso que favorecía a los lacayos del imperio que se mantuvo durante los cuarenta anos de Democracia Representativa. El modelo representativo ha sido el estandarte o la bandera de los Estados Unidos de Norteamérica para imponer su hegemonía y en el caso de América Latina se ha planteado garantizado a través de la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA). Este documento ha sido y es utilizado como recurso de amedrentamiento para quienes intentan desarrollar autodeterminada y soberanamente un nuevo modelo político y económico, que atente contra el control que detentan la oligarquía y sus transnacionales, como sucede hoy en Venezuela. Esa práctica política desarrollada durante la cuarta República por el puntofijismo (Pacto AD-Copey como íconos de la democracia representativa) generó un cuadro de descomposición en todos los sectores de la vida nacional (económico, político, sociocultural), el cual. Fue enfrentado por los sectores populares a lo largo de un proceso histórico, que tuvo su máxima expresión los días 27 y 28 de febrero de 1989 donde las masas excluidas expresaron su rechazo ante el sistema decadente, seguidamente un grupo de militares patriotas insurgen el 4 de febrero de 1992 y el 27 de noviembre del mismo año, expresando también su rechazo al sistema. Estos hechos nos plantean un nuevo contexto histórico, que se ve cristalizado en las elecciones del año 1998 con el triunfo del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías. PROCESO CONSTITUYENTE A parar de este momento se generó un proceso constituye originario que apuntó, por un lado al desmontaje del viejo modelo político y jurídico Constitucional y por el otro a la construcción del nuevo estado de justicia y derecho social como principio para la refundación de la República. Contando con la participación protagónica de todos los sectores e, el pueblo venezolano, los cuales se expresaron ampliamente para la aprobación de una nueva Constitución. Este proceso constituyente desarrollado en Venezuela a partir de 1998, ha generado un debate en el mundo acerca de otro modelo de Democracia: La Democracia Participativa y Protagónica, eje fundamental de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela promulgada en 1999 y aprobada mediante referéndum popular. Esta Constitución se presenta como la plataforma programática que demarca la direccionalidad de la Venezuela Bolivariana para la refundación de la República en una Democracia participativa y Protagónica y establecer una sociedad multiétnica y pluricultural. También incorpora la Economía Social como aporte al Nuevo modelo económico, además, el principio de no intervención y autodeterminación de los pueblos y finalmente establece que la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente como ciudadano y ciudadana activo y protagónico e indirectamente mediante el sufragio. Podemos afirmar que el proceso constituyente abre espacios de participación con una promesa electoral de quien detenta hoy día la Presidencia de la República, Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, quien reivindicando la política con ética la cumple. Esta propuesta es recogida del clamor popular por la necesidad de cambios profundos que exige el pueblo venezolano en las calles. Este gobierno juega un papel fundamental en la transformación de este país, también debemos reivindicar los históricos aportes que la iniciativa, organizada o no, del pueblo venezolano le han hecho a esta revolución y que se expresa: en los movimientos populares, estudiantiles, obreros, campesinos, intelectuales orgánicos y progresistas, indígenas, afro americanos, de mujeres, militares revolucionarios, religiosos y de otros que sin foto ni firma han escrito esta historia. El proceso constituyente no se activó sólo para hacer una nueva Constitución, sino que continua de forma permanente ante la necesidad de refundar la República, que exige la construcción de una nueva racionalidad institucional, tal y como lo ratifica el Presidente y el pueblo organizado en la propuesta del "Salto Adelante". El salto adelante plantea un cambio profundo que pasa por la creación o adecuación de la nueva institucionalidad, pero que exige también la postura de un nuevo ejercicio de ciudadanía enmarcado en la participación protagónica. Participación Protagónica Es un principio, entendido como derecho y deber socio-político, que. Establece una interrelación entre seres humanos para favorecer su desarrollo integral, mediante una actividad y capacidad para intervenir en los asuntos públicos, los cuales están establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Este derecho-deber exige que los ciudadanos se involucren permanentemente de manera profunda, amplia y organizada, alrededor de todo lo que por hecho y derecho les pertenece en los órdenes Social, Político, Cultural, Territorial, Ético, Económico y Productivo. La Participación Protagónica, está orientada a ocupar y consolidar espacios legítimos y formales de intercambio, comunicación y expresión de los ciudadanos con los órganos del Poder Público, para gobernar y compartir responsabilidades, en la gestión pública local. De esta manera se plantea una redistribución del poder como propiedad colectiva, que pertenece a todos y que se ejerce a través de las diferentes instancias y mecanismos institucionales y comunitarios. Sociopolítico ? Elección de cargos públicos ? El Referendo ? La Iniciativa Legislativa Constitucional y Constituyente ? El Cabildo Abierto ? La Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas ? Consejos de Planificación de Políticas Públicas ? Organizaciones Populares de Base Socioeconómico ? La Autogestión y Cogestión ? Las Cooperativas ? Las Cajas de Ahorro ? Mutuales ? Las Empresas Comunitarias ? Otras formas Asociativas de Solidaridad y Cooperación Estos son sólo algunos espacios que el nuevo Estado de Justicia y derecho social le brinda al ciudadano y ciudadana para la participación protagónica, pero debemos destacar particularmente LAS MISIONES, LAS INSTANCIAS DEL PODER MORAL Y LOS MINISTERIOS como los más importantes, ya que han sido aportes concretos de este proceso. Medios de Participación y Protagonismo de la Participación Protagónica a la Consolidación Del Poder Popular La consolidación del poder popular más que una invitación, es un compromiso de construcción, para lo cual precisamos de dos vertientes, sin negarnos a la existencia de otras. Es necesario precisar el nexo orgánico entre dos fuerzas políticas en pleno desarrollo, por un lado las experiencias concretas del pueblo y sus luchas y por el otro, la nueva Institucionalidad. La forma en que nos planteamos para desarrollar este nexo esta profundamente vinculado al método INVEDECOR (integración de cuatro procesos Investigación, Educación, Comunicación y Organización) como estrategia de articulación que se plantean desde una posición política fundamentada en la Filosofía del Compromiso Social, desde donde se asume la coherencia entre ser, hacer, decir y convivir, elementos que se alinean para afectar relaciones de poder impuestas por el capital y de esta manera transformar la realidad. De lo que se trata es de reconocer uno de los procesos de INVEDECOR y encontrarlos con parte de los objetivos estratégicos planteados por el Presidente Hugo Chávez para el Salto Adelante que tiene que ver con lo organizativo. Tanto el Poder Popular como las Instituciones no son espacios de otro planeta, definitivamente son espacios nuestros y deben desarrollarse bajo los preceptos de la Nueva Cultura Política: Delegación Funcional ? Rotación de Cargos Libre Juego de Tendencias ? Revocatoria del Mandato Rendición de Cuentas ? Democratización del Saber Elección Directa de Cargos Todos estos principios de la democracia participativa y protagónica deben ser ejercidos desde el poder popular constituyente, para encontrarse en una Nueva Institucionalidad que se plantee la desburocratización, la democratización de sus procesos y recursos, el achatamiento de las estructuras y humanización de su propio desarrollo. El Pueblo Venezolano debe asumir que solo se consolida el Poder Popular en la apropiación de los..."espacios legítimos y formales de intercambio, comunicación y expresión de los ciudadanos con los órganos del Poder Público, para gobernar y compartir responsabilidades, en la gestión pública local. De esta manera se plantea una redistribución del poder como propiedad colectiva, que pertenece a todos y que se ejerce a través de las diferentes instancias y mecanismos institucionales y comunitarios. Es preciso decir, que Pueblo y Gobierno avanzan hacia un Estado de Justicia y Derecho Social desmontando la Hegemonía o capacidad de dominación de sectores minoritarios, capitalistas y dominantes por la Nueva Hegemonía del poder popular y la nueva institucionalidad democrática de todos y todas. El Salto Adelante Y La Democracia Participativa Una Propuesta Para Debatir Los Aportes Que Los Diez Objetivos Estratégicos Plantean Para Profundizar El Proceso Hacia El Socialismo Del Siglo XXI La Nueva Estructura Social El nuevo ciudadano y ciudadana debe sentirse capaz de participar y ser protagonista en cualquier instancia y/o nivel para la construcción de la nueva estructura social, este planteamiento tendrá como responsabilidad sistematizar el camino que han recorrido las organizaciones populares en la lucha por sus reivindicaciones sociales, políticas y humanas. En este momento histórico, la nueva institucionalidad debe reconocer las experiencias del movimiento popular fortalecerlas y propiciarlas para la construcción del nuevo estado. Esto pasa por asumir en colectivo un proceso de formación permanente donde nadie enseña a nadie, donde nos reconocemos y aprendemos juntos y juntas que el interés colectivo en su acción político-social toma progresivamente las decisiones para el desarrollo de la corresponsabilidad entre el estado y la sociedad en su conjunto. Tal y como lo plantea el Presidente Chávez esta estructura social debe garantizar la universalización de los derechos sociales combatiendo la inequidad social, disminuyendo las brechas socio-económicas de riqueza, ingreso, calidad de vida, reconociendo y valorando las historias, culturas y conocimientos tradicionales y autóctonos que apunten a la emancipación, En fin que la soberanía resida en el Pueblo y todos aprendamos de todos y que este ejercicio se replique en cada uno de los espacios públicos. Nuevo Modelo Democrático El nuevo modelo democrático en Venezuela no es un proyecto acabado, esta en constante construcción y la principal característica es que reconoce como aportes constituyentes, todo el proceso de producción de nuevos conocimientos generados por el pueblo venezolano. Junto a otros pueblos, plantea que "Otro Mundo Es Posible". En tal sentido La constitución de 1999, recoge y expresa elementos característicos de este nuevo modelo como es establecer una sociedad democrática, participativa, protagónica, multiétnica y pluricultural en un estado social de justicia y derecho donde todos los ciudadanos y ciudadanas están comprometidos en la construcción del nuevo estado.. Nueva Institucionalidad El Presidente Chávez reiteradamente hace enérgicos llamados a luchar contra la corrupción y el burocratismo. Se trata entonces de desmontar las concepciones, estructuras y procedimientos de la heredada cultura burocrática puntofijista que aún perdura en algunas instancias donde solo uno piensa, otros planifican y el resto ejecuta reproduciendo la División Social del Trabajo. El Nuevo Estado de Justicia y de Derecho Social le brinda al ciudadano y ciudadana elementos legales y bases constitucionales para la participación protagónica en la construcción de la Nueva y Revolucionaria Institucionalidad, que responda al momento histórico y al nuevo modelo de desarrollo que demanda eficacia, pertinencia, congruencia, eficiencia y compromiso ético en el funcionamiento de la administración pública permitiendo así la consolidación del Nuevo Estado. La Participación Ciudadana en el Nuevo Modelo Económico Cumpliendo con el mandato constitucional que revindica los valores de solidaridad, cooperación y corresponsabilidad, el nuevo modelo económico que debemos impulsar se fundamenta en el enfoque asociativo en todas sus formas, cooperativas, mutuales, cogestión, autogestión, siendo su esencia la propiedad social sobre los medios de producción. La Revolución Bolivariana ha entrado en una nueva etapa profundizando el cambio estructural, promoviendo la transformación de las relaciones de producción en la perspectiva del desarrollo endógeno. Esto permite la participación protagónica no sólo en lo político sino también en lo social y lo económico. Los Núcleos de Desarrollo Endógeno, impulsados por la Misión Vuelvan Caras son algunas de las expresiones de este nuevo modelo, donde se conjugan lo técnico-productivo con lo socio-política.
{
}
{
}

Comentarios DEMOCRACIA PARTICIPATIVA Y PROTAGÓNICA

Que horrible, existen parrafos x.x es inleible xD
Tokimune Tokimune 07/01/2012 a las 22:34
Exlente apreciacion...
Ronal Ronal 07/06/2012 a las 23:52

Deja tu comentario DEMOCRACIA PARTICIPATIVA Y PROTAGÓNICA

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre