Avisar de contenido inadecuado

Núcleos desarrollo endógenos y las redes institucionales

{
}

Material extraído Misión Vuelvan Caras

“La estrategia de desarrollo industrial desde dentro tiene implicaciones muy diferentes. En síntesis se trata, en palabras de Fajnylberg (1983) de “un esfuerzo creativo interno por configurar una estructura productiva que sea funcional a las carencias y potencialidades específicas nacionales. Respondiendo a esta lógica se comienza por establecer las industrias consideradas pilares fundamentales para crear lo que hoy llamaríamos un núcleo endógeno básico para el proceso de industrialización, acumulación, generación y difusión del progreso técnico e incremento de la productividad…”

“… En definitiva, un verdadero desarrollo nacional y regional tendrá que basarse primordialmente en la transformación de los recursos naturales… en el aprovechamiento mesurado y eficiente de la infraestructura y capital acumulado, en la incorporación del esfuerzo de toda su población -en especial aquella relativamente marginada- y en la adopción de estilos de vida y consumo, técnicas y formas de organización más apropiada a ese medio natural y humano.”

 Igualmente en la AGENDA BOLIVARIANA, se describe esta concepción de lo endógeno como desarrollo por dentro, desde adentro:

 “El modelo se constituye a través de una red de unidades productivas con diversos grados de magnitud, composición y tecnologías: empresas familiares, microempresas, unidades cooperativas.”

 Resumiendo estas claves del desarrollo endógeno, podemos señalar:

 

  1. El propósito es poder dar cuenta de las particularidades regionales y nacionales potenciando sus fuerzas propias.

  2. Impulsar la transformación de los recursos naturales, construyendo cadenas productivas, eslabonando la producción-distribución y consumo.

  3. Aprovechamiento eficiente de la infraestructura y capacidad instalada.

  4. Incorporación de la población excluida.

  5. Adopción de un nuevo estilo de vida y de consumo.

  6. Desarrollo de nuevas formas de organización tanto productiva como social.

  7. Construcción de redes productivas de diversos tamaños y estructuras tecnológicas, como pueden ser las microempresas y cooperativas.

Estos aspectos centrales de la concepción del desarrollo endógeno, hay que contextualizarlos en nuestra realidad concreta, incorporando puntos de vista y formulaciones que emergen del proceso de cambio en curso, tal como lo reseñamos en las líneas que preceden:

  • Se trata de un nuevo proceso de articulación con el mercado mundial, sin relaciones de dependencia o tutelas neo-coloniales. De allí, la nueva manera de entender la INTEGRACIÓN CONTINENTAL, surgiendo la propuesta del ALBA frente a la política neoliberal que se concreta en el ALCA.

  • La rentabilidad y el lucro individual pierden su hegemonía como motivo de la producción, ya que está se dirige a alcanzar la máxima felicidad y bienestar de la nación entera.

  • Las nuevas relaciones de producción, están dirigidas a evitar la centralización y la concentración de la propiedad en pocas manos, cumpliendo con el mandato constitucional que hace punible los monopolios.

  • La adopción de un nuevo estilo de vida y de consumo, que puede ser una especie de “movimiento por los valores de uso”, permite superar la sobrediversificación de bienes y la inflación estructural.

  • La planificación democrática, como dirección consciente de la economía, regula la anarquía del mercado y puede conjurar las deformaciones sectoriales

Esta perspectiva teórico–ideológica, supera cualquier sesgo economicista o tecnocrático, de igual manera enfrenta la visión simplista en torno a lo endógeno, que lo reduce a las “internalidades” técnico-productivas, sin considerar el desarrollo integral desde el punto de vista político–cultural y su contextualización en la actual situación del régimen capitalista.

En este sentido, es básico incluir en lo endógeno, las diversas derivaciones de la economía social, fundada en valores cooperativos y solidarios. Es en esta perspectiva que podemos hablar de la construcción de un nuevo modelo económico, siendo esto una de las orientaciones estratégicas de la Misión Vuelvan Caras, cobrando sentido la frase de que no se trata de un “plan de empleo”.

La economía social articulada al desarrollo endógeno

Como ya lo señalamos, el desarrollo endógeno se inscribe en un esfuerzo por cambiar las estructuras que le dan origen a las injusticias y desigualdades.

Es en esa dirección, que por mandato constitucional se viene impulsando la economía popular, como una opción alternativa frente al modelo neo –liberal, basado en la explotación del trabajo y la obtención de la máxima ganancia, bajo el sello del egoísmo posesivo.

Al proponer otros valores, otro régimen de producción, el Art. 70 y 118 de la CRBV por ejemplo, señalan:

... en lo social y económico: las instancias de atención ciudadana, la autogestión, la cogestión, las cooperativas en todas sus formas...y demás formas asociativas guiadas por los valores de la mutua cooperación y solidaridad”.

Se reconoce el derecho de los trabajadores y trabajadoras, así como de la comunidad para desarrollar asociaciones de carácter social y participativo, como las cooperativas... y otras formas asociativas... La ley reconocerá las especificidades de estas organizaciones, en especial, las relativas al acto cooperativo, al trabajo asociado y su carácter generador de beneficios colectivos. El Estado promoverá y protegerá estas asociaciones destinadas a mejorar la economía popular y alternativa “.

En esa dirección, en el borrador sobre la creación del Ministerio de Economía Social, se formulan los siguientes lineamientos:

Desarrollar una economía humanista, autogestionaria, cuya razón de ser es el hombre.

Tal finalidad se logrará fortaleciendo las pequeñas y medianas empresas así como las microempresas y cooperativas.

Se trata del empoderamiento popular, entendiendo que cuando los ciudadanos asumen sus propias formas de empresas, aunque sean a muy pequeña escala, no sólo pueden superar los problemas de desempleo o subempleo, sino también aumentar la participación en otros asuntos de la comunidad elevar la calidad de vida y superar la exclusión social cultural, económica y política.

La generación asociativa de riquezas será una de las opciones que tendrán los ciudadanos para integrarse socialmente y generar bienestar económico.

Con el desarrollo de la economía social se mejorarán los ingresos y el empleo, pero al mismo tiempo, se ofrecerán caminos para una mayor participación social, política y económica, o sea, que se intensificarán el sentido de inclusión y pertenencia en sectores de la sociedad que durante años han estado excluidos”.

En ambas lecturas encontramos una clara definición de lo que es la economía popular alternativa, como economía social:

  1. La CRBV plantea que el acto cooperativo y el trabajo asociado son fuentes generadoras de riqueza, los cuales deberán ser promovido y protegido por el Estado.

  2. Se busca mejorar el empleo y el ingreso familiar, pero al mismo tiempo se abren caminos para la participación, enfrentando la exclusión cultural, política, social y económica.

  3. En tal sentido, la economía social, aparte de atacar aspectos muy concretos que tienen que ver con el empleo, ingreso, servicios, etc., es una estrategia o mecanismos de inclusión social.

En la Misión Vuelvan Caras, como lo referimos anteriormente, se busca modificar el actual modelo, cambiando las relaciones de producción que permitan el nacimiento de una economía autogestionada, cooperativa, tal como está formulada en la CRBV.

El Desarrollo Endógeno y su nexo con lo sustentable.

La sustentabilidad debemos alcanzarla en diversos ámbitos: desde la esfera económica, pasando por la problemática ambiental, hasta alcanzar la esfera ético-cultural. Se sobreentiende que estamos hablando de un proceso, que posee una dinámica muy compleja, sobre todo si tomamos en cuenta el carácter fragmentario de muchos planes y proyectos de desarrollo que se han impulsado en Venezuela, bajo la impronta tecnocrática.

Un ejemplo que puede ilustrar esta problemática, lo encontramos en las reflexiones y debates realizados a propósitos del Plan de Siembra que va a ejecutar el MAT en los próximos días.

Siendo el Frente de Batalla Agrícola el 50 % de la Misión Vuelva Caras, la profundización de esta discusión es clave en la adopción de puntos de vistas que superen las concepciones tradicionales del desarrollo rural, que han conducido a la ruina de nuestra agricultura.

En esa dirección, es un acierto que la actual conducción del MAT articule a la siembra tradicional, con nuevos planes donde se incluye la agricultura en pequeña escala bajo una orientación agroecológica, incluyendo a los conuqueros o pequeños productores del campo, marginados de siempre.

Es por ello que debemos reivindicar en este contexto, la formulación general que hicimos en el Programa Todas las Manos a la Siembra en el año 2002.

En nuestra agricultura es relativamente fácil establecer cuáles son sus principales limitaciones:

  • Escasa productividad por hectáreas, generado por los siguientes factores:

  • Semillas con problemas de calidad y de adaptación a las condiciones del suelo y a la adversidad del clima.

  • Fallas en el control de plagas y enfermedades.

  • Inexistencia de sistemas de riego adecuado.

  • Alta erosión y pérdida de fertilidad del suelo.

  • Limitaciones en la transferencia, adaptación e innovación tecnológica.

  • Monocultivo e importación indiscriminada.

  • Aplicación de tecnologías inadecuadas, abuso en el empleo de agroquímicos que dañan el ambiente.

  • Monopolio de las aguas y concentración de la propiedad en los suelos más fértiles y productivos.

  • Roscas en los canales de procesamiento y comercialización de la producción agrícola.

  • Alto nivel de desocupación y pobreza crítica.

  • Envilecimiento de los precios. Los pequeños productores o conuqueros venden muy barato a los diversos Intermediarios, pero al final de la cadena de intermediación el valor de los productos agrícolas resultan caro.

  • No existen centros de acopio ni cadena de frío que le sirvan a la mayoría de los productores. Por ello, estos son cuellos de botellas para construir nuevas cadenas de distribución y comercialización.

  • Migración y abandono del campo.

Los rasgos constitutivos de los Núcleos Endógenos de Desarrollo.

Tomando en consideración los anteriores aspectos que hemos reseñados, en los Núcleos Endógenos de Desarrollo se operacionalizan las premisas dirigidas a construir el nuevo proceso de desarrollo:

  1. Se trata de una delimitación geo-histórica, donde existen colectivos sociales que poseen una tradición de lucha, acervos culturales y vocación productiva comprobada. En este caso, esta primera condición es clave en el desencadenamiento de acciones que parten de las fuerzas propias. En muchos de los lugares que ubicamos como potenciales como núcleos endógenos existen raíces históricas de tomas de tierra, experiencias cooperativas, diversas formas de resistencia cultural y cultivan rubros agrícolas, en muchos casos para la autosubsistencia.

  2. Existe al mismo tiempo, una base organizativa de carácter asociativa, aún en su forma embrionaria, como pueden ser las cooperativas, los comités de tierra, los sindicatos agrícolas.

  3. Desde el punto de vista del potencial técnico-productivo existen en el lugar activos o capacidad productiva ociosa, subutilizada o no utilizada.

  4. La presencia de escuelas, tecnológicos y universidades en el contexto local hacen posible el acompañamiento pedagógico, la asistencia técnica y el asesoramiento en diversas áreas de interés.

  5. Del mismo modo, en los núcleos endógenos, hay una oportunidad para aplicar tecnologías alternativas en la producción, preservando el medio ambiente y la biodiversidad. En la agricultura por ejemplo, donde está planteado el transito del modelo agroquímico hacia prácticas agroecológica, se desarrollan un conjunto de iniciativas, tanto en el plano formativo como en la aplicación práctica en la producción real, relativas al rescate de las semillas autóctonas, la asociación de cultivos, la lombricultura, el manejo ecológico de suelos y agua, etc.

  6. En la visión prospectiva se puede eslabonar la cadena productiva, agregando valor a través del procesamiento y preservación de productos agrícolas, articulando las redes de transporte, centros de acopio, bodegas comunitarias y mercados populares.

  7. De igual manera, a mediano plazo se puede ampliar el anterior proceso, vinculándolo progresivamente al desarrollo de planes municipales y regionales, fomentando microempresas e industrias procesadoras.

  8. Desde el punto de vista político – institucional, se profundiza la democracia a través de la constitución de los Consejos Parroquiales y Comunales, la organización de las Asambleas de Ciudadanos, las Redes Sociales, los Círculos y Colectivos Comunitarios.

  9. La acción mancomunada del gobierno nacional, el gobierno regional y local, puede encadenar diversos aportes para la construcción de obras de infraestructura y el mejoramiento de los servicios públicos (educación, salud, transporte, vivienda, deportes, etc).

  10. Las terapias alternativas y la educación comunitaria en salud, pueden desarrollarse, partiendo de una alimentación integral y haciendo énfasis en la fase preventiva, promoviendo también en lo curativo la utilización de plantas medicinales.

  11. El deporte y la recreación igualmente deben integrarse al desarrollo endógeno, recuperando los juegos tradicionales de la localidad e incorporando los juegos cooperativos en general.

  12. Las tradiciones y festividades populares, que apuntan a fortalecer la identidad nacional, la querencia por el lugar, la defensa de lo propio, es la dimensión subjetiva de los Núcleos Endógenos de Desarrollo, y deben ser reivindicadas por una política cultural del Estado asociada íntimamente a este proyecto, potenciadas por las emisoras y televisoras comunitarias. La formación en valores cooperativos y solidarios, debe rescatar las tradiciones del convite y la callapa.

Aquí es necesario advertir que no todos estos objetivos reseñados poseen las 12 características antes descritas. Por lo tanto, se hace indispensable evaluar los diversos componentes de lo que puede ser un Núcleo Endógeno de Desarrollo, dejando claro que no existe ninguna comunidad, espacio productivo como el campo industrial o silo, hacienda, cooperativa o institución educativa que tenga todas las características que reseñamos anteriormente o que las pueda desencadenar todas al mismo tiempo. El diagnóstico participativo y la elaboración de planes de trabajo colectivos, permitirán ubicar los nudos que son detonantes de este desarrollo endógeno, que multiplican su impacto y son derivaciones exponenciales que contagian al vecino, partiendo de las fuerzas propias, debilitando las “externalidades”. En cada caso y en cada contexto, la conjugación de este conjunto de presupuestos modulará los tiempos y ritmos de cada Núcleo:

  1. En algunos casos, los elementos aceleradores o detonantes del desarrollo se pueden vincular a la construcción de vías de comunicación, maquinarias para la transformación de las materias primas, equipos y redes de comercialización, etc.

  2. En otros casos, esta fuerza motora se asocia al acompañamiento pedagógico de la escuela, la universidad o las redes sociales, sobre todo si tomamos en cuenta que estamos promoviendo un cambio de mentalidad en relación con las políticas públicas y al desarrollo agrícola.

  3. Puede darse la circunstancia donde el elemento dinámico es la construcción un pozo de agua, una laguna o un dique.

  4. En otros casos, el financiamiento o el apoyo técnico pueden ser también detonantes o aceleradores del desarrollo del núcleo.

 Partiendo de tales premisas, en los Núcleos Endógenos de Desarrollo se debe construir la “ secuencia estratégica” , tomando en cuenta el papel que juegan los conectores en el proceso que parte de la situación inicial, sigue con la transición y termina con la situación esperada.

En el II Encuentro Nacional de Coordinadores de los Núcleos, realizado el 17 de Abril de 2004, el equipo organizador del evento elaboró una matriz sobre la secuencia estratégica y la red de impacto, la cual motivó la reflexión y el debate en las mesas de trabajo. De estos materiales reseñaremos algunos aspectos que caracterizan tal secuencia:

SITUACIÓN INICIAL

TRANSICIÓN

SITUACIÓN ESPERADA



Condiciones en las cuales se encontró el objetivo de desarrollo endógeno.

 



Establecimiento de las condiciones que permiten dar un salto cualitativo de la situación inicial a la esperada.

 



Condiciones que presentará el núcleo de desarrollo endógeno ya consolidado.

RED DE IMPACTO

Trama de efectos que se producen a partir de las actividades de núcleo.

  • Población que se beneficia de las actividades del núcleo.

  • Potencialidades productivas que se generan a partir de las actividades del núcleo.

  • Articulación Institucional y Sinergia: socio comunitaria, sociopolítica, productiva, entre otras.

AYUDA MEMORIA PARA LA EVALUACIÓN DE LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO ENDÓGENO

  1. Contraste entre la situación inicial, la transición y la situación esperada

 Analizar si toda la información del campo estaba completa antes de la instalación y que ha cambiado en los actuales momentos. Data inicial, propiedad, situación socioeconómica, vocación del campo, entorno sociocultural, cadena productiva, mercado, mercadeo, etc.

 

    1. Situación actual. Existencia de inventario de bienes en el núcleo

 

  1.  
    1. Situación general y específica en la que se encuentran los bienes inventariados.

 

    1. Propiedad de los medios.

      1. Tierras

      2. Galpones

      3. Infraestructuras complementarias colaterales

      4. Máquinas

 

    1. Proyectos de inversión ¿Cuáles son? ¿En qué consisten? ¿Qué tipo de proyectos son?

      1. ¿Quién los hizo?

      2. ¿Quién los promueve?

 

  1.  Financiamiento ¿Cuál organismo lo financiará o deberá financiar de acuerdo a su pertinencia y vocación?

 

    1. Cursos de Adecuación Técnica: existe asistencia técnica. Ubicar si existen contenidos según la vocación del campo.

      1. Curso de Formación Sociopolítica: contenido, sobre la discusión de la Constitución, Ley de Consejos Locales de Planificación Pública

      2. Curso de Capacitación: ubicar de su adecuación a la vocación del campo.

      3. Curso de Cooperativismo: ubicar pertinencia con la vocación productiva del Objetivo de Desarrollo Endógeno .

 

  1.  

2.1 Señalar niveles de información comprensión sobre la contraloría social. ¿Cómo se estructura en el NDE?

2.9 Niveles de información sobre la Ley de los Consejos Locales de Planificación Pública.

  1. Señale ¿cómo cree que debe desarrollarse la estrategia de incorporación de los restantes Miembros de la comunidad en los NDE?

    1. Cantidades

    2. Estrategia de información y captación

  1. Evaluar Articulación

    1. Establecer ¿Cómo han sido los distintos niveles de articulación institucional?

    2. Señalar ¿Cuáles han sido los niveles de articulación con los distintos factores políticos que tienen presencia en la región o localidad? Señale los acuerdos a los que se han llegado.

    3. Señalar ¿Cuáles han sido los acuerdos y convenios realizados?

  1. Evaluar las distintas formas organizativas, equipos y diseño del trabajo de los Objetivos de Desarrollo Endógeno.

  1. Evalúe la actuación de los coordinadores educativo, productivo, sociopolítico respectivamente. Caracterícela de acuerdo a sus funciones y cumplimiento de objetivos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

     

{
}
{
}

Deja tu comentario Núcleos desarrollo endógenos y las redes institucionales

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre